sábado, 18 de noviembre de 2017

AROMAS Y COLORES. JOANNE HARRIS. LE MIAU NOIR.







Os comparto mi primer artículo en la revista literaria www.lemiaunoir.com. Mil gracias al equipo de redacción por brindarme esta oportunidad.

https://www.lemiaunoir.com/joanne-harris-realismo-magico-cocina/

miércoles, 15 de noviembre de 2017

DIVAGART. Nº 27. COURBET.

LIENZO: HOMBRE DESESPERADO (autorretrato)





¿Quién dijo que los monstruos son oscuros? 
La luz ciega de tal forma que nadie se molesta en descubrir lo que esconde. 




lunes, 13 de noviembre de 2017

EDICIONES VITRUVIO. LA PIEL DE AGUA.


En unos meses @EdicionesVitruvio publicará mi poemario La Piel de Agua. Mil gracias a Pablo Méndez Jaque por su gran labor y profesionalidad como editor para difundir poesía.
Estoy emocionada y feliz.
Un abrazo a tod@s.


 





sábado, 11 de noviembre de 2017

MUJER.

FOTO: GOOGLE


Soy a la sombra,
lo que la luz anhela.


Mujer…
como destino,
como aura,
como la voz de infinitos
susurros mudos,
como leve asomo de delirio,
como la tierra que se puede
agarrar con las manos.
como eclipse de lluvia,
como herida vencida,
como sueño,
como semilla acunada,
como el beso del verso.


Yo, como origen y final,
hago piel del pensamiento".






domingo, 29 de octubre de 2017

EL TIEMPO NO NECESITA MEMORIA.



FOTO: G. KRAUSSE


"Al otro lado del cristal la oscuridad empieza a envolver el cielo plomizo y unas pequeñas gotas de lluvia se rompen al intentar rozarlo. 


Nada impide que el otoño empiece a invadir la atmósfera.

No le molesta que se haya marchado… ¿cómo se llamaba? No importa. Los nombres suelen encadenarse a un rostro, y el tiempo no necesita memoria. Más bien se trata de la búsqueda de contacto con otra persona. Cuanto más impersonal, mejor.
Demasiada vida sin aceptar las cosas que no se pueden cambiar".

jueves, 5 de octubre de 2017

EN CADA UNO DE MIS DÍAS...

FOTOGRAFÍA: GOOGLE




"Si supieras que donde acabo
el límite no duerme
y que son las llamas
las que pronuncian mi nombre.

En cada uno de mis días,
en cada una de mis noches.

Se me deshacen las manos.
Porque, ¿no sabes?
Dicen que nadie es más ciego que el poeta,
los sentidos le ahogan los ojos.
El verso exige un alma rota,
y si por rozarlo apenas soy herida,
nada puede salvarme."


©La Piel de Agua. Beatriz Cáceres.




sábado, 23 de septiembre de 2017

LA VIDA ME DIBUJA...

FOTO: GOOGLE



Sus ojos se recrean con cada curva de mi anatomía por minúscula que sea, desde la delicadeza de mi barbilla, pasando por la de mis hombros, hasta que se desliza alrededor de mis pechos.
Centra su atención en ellos y se regodea con la curva plana y cerrada que forman mis aureolas de color miel, tan perfectas, tan equilibradas que se puede apreciar a simple vista que todos sus puntos están a la misma distancia de cada uno de sus centros. Y mi cuerpo reacciona endureciendo mis pezones.
¿Una mirada puede tocar?
Físicamente no es factible. Aunque según Michio Kaku las leyes de la física están hechas de hojaldre para romperlas. Me parto de risa solo con pensarlo. Cualquiera se considera Físico Teoríco y más cuando decides ser Físico de lo Imposible.
Patochada.
Lo cierto es que soy capaz de percibir la calidez de su mirada como si fuera una caricia. 
Me quema en su descenso por mi barriga hasta llegar a mi sexo.
No puedo especificar lo que siento cuando la vida se empeña en dibujarme.
                                                                                                                  
                                                                                                                      ©Beatriz Cáceres 2017



miércoles, 20 de septiembre de 2017

LA OLIVARERA.


FOTOGRAFÍA: SONIA OLIVERA ARACIL PINEDO.




Desde el mismo génesis el Olivo ha resultado ser uno de los árboles más sobresalientes por su simbología. La mente que ha recurrido a su imagen en algunos pasajes importantes de nuestra historia, ha sabido captar en él lo que ha escondido bajo su corteza.
Unas veces como símbolo de la paz.
Otras como significado de la regeneración.
Incluso ha llegado a colmar las más insignes testas de reyes.
Pero no contento con su magnificencia, entre sus raíces nutre parabienes a la misma tierra que lo acoge: desde aceite para ungir ceremonias, a uso medicinal, o como combustible para lámparas, y sobre todo para la fabricación de jabones.
De hecho en la Biblia el aceite de olivo simboliza el espíritu de Dios.
El olivo nace de sí mismo. Su quimera es resplandecer, a veces plateado, en su inmortalidad. No acomete a razones mundanas, se muestra erguido, incólume. En su paz sostenido. A veces parece retorcerse sobre sí mismo, urdiendo en su tronco oquedades en las que almacena el rechazo que le produce  un mundo al que cuesta comprender. Y aunque mil avatares intenten abatirlo siempre florecerá y regalará ufano un fruto que simboliza a la misma vida y a la generosidad.
El olivo forma una parte importante de nuestra entidad mediterránea. ¿Quién no ha soñado alguna vez con tumbarse a su sombra para dejarse arrastrar con el silencio de su sabiduría?
Un rincón para soñar, aunque a veces se pase por la vida sin encontrarlo.
Soy afortunada, porque gracias al consejo de un gran profesor amigo mío, he tenido la oportunidad de vivir ese segundo mágico.
He respirado el rincón de Sonia.
Sonia es una mujer espléndida. Es la olivarera, que no olivera, del mercado central. Y  te ofrece con una sonrisa iluminada por una mirada que guarda el cielo mediterráneo, el fruto de este árbol milenario en las mil y una formas en las que se puede disfrutar de él. Pero no contenta con eso, te brinda la oportunidad de vivir su amor por los libros.
Me pareció maravilloso verla rodeada por una pequeña biblioteca que pone a disposición de los clientes con alegría, a la vez que vende sus encurtidos.
Letras y olivas.
Una metáfora increíble del mejor destino para un árbol.
Pienso que no puede ser más excepcional, quizás por eso me recordó a la misma Minerva. La diosa romana considerada la diosa de la razón y cuyo símbolo vegetal era el olivo.
Sin pretenderlo simboliza a la perfección lo que nos ofrece nuestra misma tierra a raudales: eternidad con las palabras y el equilibrio que nos regala las ramas del olivo.

Una vez leí una frase de un escritor italiano que decía:
«Un campo de olivos es como una biblioteca donde uno va a olvidar la vida o a comprenderla mejor».
Así percibí a Sonia y a su rincón,como un campo de olivos.





sábado, 16 de septiembre de 2017

LABIOS MAGENTA...


FOTOGRAFÍA.: BEATRIZ CÁCERES




Habrá un verso que se deshaga
a fuerza de dedos,
y que se pierda en nuestra infinita sábana.

Y en esta esquina de mi cama
lo esperado, lo nunca escrito,
brillará con la oscuridad
de la decepción.

Todavía no se ha inventado
una sed para unos labios magenta.




                                                                                                 


                                                  

                                                                                                                                                  ©Beatriz Cáceres 2017